NORMAS DE CONVIVENCIA

 

1.- HORARIOS DE ENTRADA Y SALIDA

El horario de clases diario será:

Primaria de 9:00h. a 12:30h. y 15:00 a 16:30

Secundaria de 8:30h. a 14:30h. y de 15:45a 17:35.

Ciclos Formativos:

Grado Medio de 8:30 a 14:30

Grado Superior de 15:30 a 20:00

La entrada al colegio:

Las puertas del colegio se abren 10′ antes de cada entrada. Todos aquellos que lleguen después de cerrar la puerta, sin justificante, se contabilizará como retraso.

Los padres no deben acceder a las clases a esa hora, si quieren una cita con el tutor/a la concertarán a través de la agenda o a través de las herramientas que el Centro pone a su disposición.

Salidas y entradas en horario de clases.

En caso de que algún alumno deba abandonar el centro, deberá ser recogido por un adulto o persona autorizada por sus padres o tutores. Aquellos alumnos que deban recibir asistencia médica se podrán incorporar al centro presentando el justificante donde se indique que ha asistido a la consulta.

 

2.- OBJETOS DE VALOR:

El centro no es responsable de la pérdida de los objetos de valor que traigan los alumnos ni al recinto escolar ni a las excursiones. Cada alumno/a será responsable de custodiar sus pertenencias.

 

3.- NORMAS DE CONVIVENCIA

  1. OBLIGACIONES Y DERECHOS DE LOS PADRES Y MADRES. Las obligaciones y derechos de padres y madres vienen recogidas en el RRI del Centro, elaboradas según Decreto vigente sobre la convivencia en los centros docentes no universitarios y sobre los derechos y deberes del alumnado, padres, tutores o tutoras, profesores y personal de administración y servicios.
  2. OBLIGACIONES Y DERECHOS DEL ALUMNADO. Las obligaciones y derechos del alumnado vienen recogidas en el RRI del Centro, elaboradas según Decreto vigente sobre la convivencia en los centros docentes no universitarios y sobre los derechos y deberes del alumnado, padres, tutores o tutoras, profesores y personal de administración y servicios.
  3. RÉGIMEN CONVIVENCIAL Y RÉGIMEN DISCIPLINARIO. Las normas de convivencia del centro estarán recogidas en el Reglamento de Régimen Interior del Centro y concretarán los deberes de los alumnos y establecerán las correcciones que correspondan por las conductas contrarias a las citadas normas.
    1. DE LOS ALUMNOS. Los incumplimientos de las normas de convivencia habrán de ser valorados considerando la situación y las condiciones personales del alumno. Las correcciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, y deberán garantizar el respeto a los derechos del resto de los alumnos y procurarán la mejora en las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.Cualquier conducta que atente contra el derecho a la no discriminación por razón de nacimiento, edad, sexo, capacidad económica, nivel social, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por discapacidades físicas, sensoriales, psíquicas, o cualquier otra condición o circunstancia personal y social.Podrán corregirse los actos contrarios a las normas de convivencia del centro realizados por los alumnos en el recinto escolar o durante la realización de actividades complementarias y extraescolares. Igualmente, podrán corregirse las actuaciones del alumno que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a sus compañeros o a otros miembros de la comunidad educativa.Los alumnos que individual o colectivamente causen daño de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del centro o su material quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste. Si sustrajesen bienes del centro deberán restituir lo sustraído. En todo caso, los padres o representantes legales de los alumnos serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.La falta a clase de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua. Las faltas de asistencia injustificadas se tratarán según el plan para la prevención, control y seguimiento del absentismo escolar en Valencia.Son conductas contrarias a las normas de convivencia del centro:
      1. El hecho de no traer el uniforme completo
      2. La falta de puntualidad y ausencia al centro de manera injustificada y reiterada.
      3. Ensuciar el recinto escolar.
      4. Entrar, sin permiso previo, en la zona destinada al profesorado, la dirección, secretaría y en cualquier aula donde no esté el profesor presente, o se esté utilizando para otros fines.
      5. Traer revistas, juegos y otros materiales que no sean de carácter educativo al centro.
      6. No respetar el orden en el recinto escolar, correr por los pasillos, escaleras y rampas, y molestar con ruidos al resto del alumnado en horario lectivo.
      7. Ir en grupos al servicio y utilizar éste para otro fin que no sea el correspondiente a su definición.
      8. La utilización de balones y juegos que puedan molestar a otros alumnos en el recreo.
      9. Permanecer en los pasillos durante las horas de clase o entre ellas.
      10. La falta de respeto a cualquier miembro de la comunidad educativa.
      11. Daños causados a las instalaciones del centro, o a los bienes de cualquier miembro de la comunidad educativa.
      12. La falta de asistencia injustificada a las reuniones que convoque la Directora el Jefe de Estudios y/o los Tutores.
      13. El uso del teléfono móvil en horario lectivo.

      Las conductas contrarias a las normas de convivencia del centro podrán ser corregidas con:

      1. Amonestación privada o por escrito.
      2. Comparecencia inmediata ante el Jefe de Estudios.
      3. Realización de trabajos específicos en horario no lectivo.
      4. Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o material del centro o las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa.
      5. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo máximo de tres días. Durante el tiempo que dure la suspensión el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
      6. Suspensión del derecho de asistencia al centro por un plazo máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno debe realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.

      No podrán corregirse las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro sin la previa instrucción de un expediente, que tras la recogida de necesaria información acuerde el Director del centro bien por su propia iniciativa o bien a propuesta del Consejo Escolar.

      Son conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro:

      1. Los actos de indisciplina, injurias u ofensas graves contra los miembros de la comunidad educativa.
      2. La reiteración en un mismo curso escolar, de conductas contrarias a las normas de convivencia del centro.
      3. La agresión grave física o moral contra los demás miembros de la comunidad educativa o la discriminación grave por cualquiera de las razones enumeradas en el punto 5.2.c).
      4. La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos docentes.
      5. Los daños graves causados por uso indebido o intencionadamente en los locales, material o documentos del centro o en los bienes de otros miembros de la comunidad educativa.
      6. Los actos injustificados que perturban gravemente el normal desarrollo de las actividades del centro.
      7. Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la Comunidad Educativa del Centro o la incitación a las mismas.
      8. El incumplimiento de las sanciones impuestas.

      Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro podrán ser corregidas con:

      1. Realización de tareas que contribuyan a la mejora y el desarrollo de las actividades del centro o, si proceda, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa. Estas tareas deberán realizarse en horario no lectivo.
      2. Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro.
      3. Cambio de grupo (al ser un centro de una línea no procede esta medida)
      4. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un periodo superior a cinco días e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
      5. Suspensión del derecho de asistencia al centro durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
      6. Cambio de centro.

      El Consejo Escolar impondrá las correcciones enumeradas en el punto anterior con arreglo al procedimiento de apertura de expediente recogido en el Decreto vigente sobre la convivencia en los centros docentes no universitarios y sobre los derechos y deberes del alumnado, padres, tutores o tutoras, profesores y personal de administración y servicios.

      Cuando se imponga la corrección, el Consejo Escolar podrá levantar la suspensión de su derecho de asistencia al centro o readmitirlo en el mismo antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en su actitud.

      Cuando se imponga la corrección propuesta en el párrafo f), la Administración Educativa procurará al alumno un puesto escolar en otro centro docente.

      Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro prescribirán en el plazo de cuatro meses, contados a partir de la fecha de su comisión. Las correcciones impuestas sobre consecuencia de estas conductas prescribirán a la finalización del curso escolar.

    2. DE LOS PADRES DE LOS ALUMNOS
      1. Es norma de este centro que los padres recojan personalmente los boletines de sus hijos, pudiéndose reservar el centro el derecho a no repartir ningún boletín hasta que no se persone el padre, madre o tutor del alumno o alumna.
      2. Los padres deberán recoger a sus hijos en la puerta, dejando libre el hall en todo momento y así facilitar la salida ordenada de los alumnos y el personal del centro. Ningún padre accederá a las aulas a recoger a su hijo o hija; esperará que éste salga con el resto de su clase. Si un alumno es requerido por su padre o por su madre a mitad de la jornada escolar deberá decirlo en secretaría, y esperar a que acuda al hall, no pudiendo acceder a la clase a recogerlo.
      3. No se puede fumar en el recinto escolar

4.- UNIFORME

Los alumnos y alumnas deben venir al colegio limpios, aseados y bien peinados y la ropa de uniforme debe estar en buen estado.

A estas alturas no hace falta que expliquemos la importancia que tiene el uniforme, pero hay algo que está por encima de la ropa, el cumplimiento de las normas del centro. Ocurre a menudo que son los alumnos los que deciden qué ropa traen.

Os queremos hacer reflexionar sobre algo: cuando un alumno se viste por la mañana, es la primera preparación para atender ese día a las actividades del colegio. Si se preparan desde primera hora de la mañana atendiendo a su aspecto, al orden, al respeto por unas normas de convivencia y por unos compañeros que en su gran mayoría las cumplen, tendrán la mitad del camino recorrido. Se han preparado para aprender.

Si, por el contrario, ya desde primera hora de la mañana decide hacer algo en contra de las normas del colegio, os aseguro que ese alumno no se ha preparado para aprender, se ha preparado para desobedecer y provocar un conflicto; ha decidido que no va a obedecer y esa actitud es la que le va a acompañar todo el día, no podemos esperar entonces que cumpla con sus tareas de manera eficaz.

De la misma manera si los padres les permitís que desobedezcan las normas del centro, les estáis enseñando que a veces está permitido desobedecer a los profesores. Tarde o temprano aprenderán también que a veces está permitido desobedecer a los padres y a cualquier autoridad. Si, por el contrario, les hacéis ver la importancia de RESPETAR y CUMPLIR las normas del colegio en una cosa tan simple como el uniforme, les estaréis enseñando que el colegio es muy importante. Están asentando las bases para el cumplimiento de normas sociales.

Nosotros, estamos muy interesados en que vuestros hijos, nuestros alumnos, se comporten como personas respetuosas y responsables y sólo tendremos éxito si estáis con nosotros. Os pedimos que estéis pendientes desde casa para que cuando vengan por la mañana lo hagan puntualmente, con el material correspondiente en la mochila y con la ropa adecuada; es decir preparado para aprender.

.

En aras de facilitar a los padres, tanto la adquisición del uniforme como su desembolso, a partir del curso escolar 2015/2016 éste se adquirirá en El Corte Inglés. Hemos pactado con ellos un precio que les será muy competitivo y con las facilidades de pago que estos grandes almacenes ofrecen a sus clientes.

LAS PRENDAS DE LOS DISTINTOS UNIFORMES NO SE PUEDEN COMBINAR.

EL UNIFORME SE LLEVARÁ A DIARIO, SOLO SE UTILIZARÁ EL CHANDAL LOS DIAS QUE SE IMPARTA EDUCACIÓN FÍSICA